Big Data e inteligencia artificial para la microsegmentación política

línea4.png

Las realidades sociales son tan diversas como las personas que las representan. Las empresas son conscientes de este escenario, y desde hace tiempo utilizan la microsegmentación al más bajo nivel para poder ofrecer a los clientes productos personalizados que satisfagan sus necesidades y se adapten a ellas. Un ejemplo de ello es algo tan básico como las ofertas que nos llegan por correo electrónico, la publicidad que aparece cuando navegamos por Internet... Pero la microsegmentación no sólo es importante en el ámbito del marketing: en política, saber qué quiere y necesita la gente de la calle es lo que marcará la diferencia.

En una campaña electoral, o en una acción de gobierno, aplicar la lógica de la segmentación tanto en el mensaje como en el diseño de las estrategias y políticas públicas es primordial para obtener un mayor conocimiento de la sociedad. Segmentar significa adaptar el mensaje o la acción calle por calle, en función de las necesidades y preocupaciones sociales específicas. Bajar al nivel del ciudadano para saber qué quiere y qué le preocupa. En este proceso, la aplicación de la Inteligencia Artificial y el Big Data se hace indiscutible. Más aún en un momento de auge de los datos y de creación continua de información, una gran capacidad de reubicación, extracción y análisis de datos se convierte en un trabajo imprescindible para conocer la realidad social en detalle. Con todos estos procedimientos, realizados con los mejores especialistas en el análisis y la estrategia política, la tecnología exclusiva de Naveler pone en su mano la información más relevante para este proceso tan necesario como la microsegmentación.

Los algoritmos de análisis basados en Big Data e Inteligencia Artificial desarrollados por Naveler permiten conocer lo que ocurre calle a calle, barrio a barrio, hasta los niveles más pequeños. De esta forma, las estrategias y decisiones serán una certeza que se han tomado conociendo la realidad social para, al fin y al cabo, conectar al ciudadano con la política a través del conocimiento real de sus demandas. Naveler es la herramienta definitiva para la segmentación.

En una época de cambio y realidad volátil, Naveler permite saber qué quiere la gente, qué le preocupa y qué inquietudes tiene. Sin duda, en un momento de desafección y desconfianza, Naveler es la herramienta de conexión entre la sociedad y la política.